QUE LA LENGUA NO SE TRAGA, ¡COÑO!

Información importante de como actuar en caso de emergencia. Muy bien explicado, y queda clarísimo! Información extraído del blog MEDICOACUADROS.

MEDICOACUADROS

Una vez más, twitter ha resultado ser una magnífica herramienta de educación sanitaria que nos permite enderezar viejos mitos y creencias, algunas peligrosas, en temas de salud. Poder hacer medicina de esta manera es una enorme suerte y no debemos desaprovecharla los sanitarios.

Este fin de semana ha sido un episodio de pérdida de conocimiento por parte de un jugador de fútbol famoso tras un un traumatismo cráneo-encefálico (Torres, del Atleti). En décimas de segundos, sus ansiosos compañeros estaban a su lado en el suelo intentado que “no se tragara la lengua” y por el camino zarandeando su cabeza. A pesar de su tremenda buena voluntad (tienen toda mi simpatía), su desconocimiento puso en grave peligro la salud y hasta la vida del compañero inconsciente. Si hubiera tenido una fractura vertebral (posible tras un choque con caída así) podrían haberle seccionado la médula.

Desde entonces se ha vertido mucha tinta…

Ver la entrada original 496 palabras más

28 Media Maratón Siero – Agus

Dudas. Muchas dudas. Enormes e inmensas dudas previas a la carrera. ¿Calcetines negros o amarillos? Dios, qué dilema. No puedo con tanta presión!!!

Meses para pensar qué hacer, y a apenas 10 minutos del comienzo de la carrera, sigo sin saber qué hacer. En pleno calentamiento (!si, calenté!) dándole vueltas aún a la cabeza… ¿Ritmo “cómodo” de 1h35′ o me la juego pegándome a la liebre de 1h30′ a ver si hay opción de romper por fin esa barrera?

Ahora, a toro pasado, está claro que la duda más realista era la de los calcetines. La otra debería haber estado entre hacer 1h40′ “cómodamente”,sufrir como un perro para rondar la 1h35′ o tirarme directamente por un barranco. Ésta última opción es la que menos sufrimiento me acarreraría.

Zona de salida. Muy poco ambiente (baja participación) pero bastante gente conocida: Eli, al que vi nada más bajar del coche, Javi Vigón, con el que charlé un rato, gente de Correr Asturias, algunos de ellos dándole un último empujón a la iniciativa “Déjame tus piernas” (todos esperamos esa gran noticia hoy, aún no se sabe nada!?), entre ellos Eduardo, al que a partir de ahora sí reconoceré… están también Tano, Eloisa… en fin, muchos de los de siempre. Y ya calentando aparece el héroe del día, Álex Alonso, que ya lleva 10 km antes de empezar la carrera, el tío.

Arrancamos, y las dudas, si cabe, se multiplican. Me pego a la liebre de 1h35′, pero claro… la de 1h30′ está ahí mismo, y uno es débil… voy a ir a por ella a ver qué pasa. Abajo el conservadurismo! Viva la locura! Quién dijo miedo??? El diablillo, de pie en mi hombro derecho, me clava el tridente y me obliga a jugármela.

17039252_470415066623693_3477505346008296520_o

Foto de Capitan Pola. Al ataque mis valientes!!!

Efectivamente, nadie dijo miedo. Lo que, afortunadamente, alguien dijo pronto, en poco más de 1 km fue: no tendrás miedo, pero fuerza tampoco, colega. El angelito, sentado en mi hombro izquierdo, a pesar de estar tocando un solo de lira, estaba atento a todo lo que estaba pasando:

– ¿De verdad tío? ¿En serio? Vas a intentar hacer algo que no has conseguido hacer AÚN en ningún otro sitio, justamente aquí, en la medida maratón más dura de Asturias? ¿En serio, cabezón? ¿De verdad que no ves lo que va a pasar?

Mierda. El cantautor éste lleva razón. Veo perfectamente lo que va a pasar. Aunque duela… una vez más, bye bye 1h30′. Mirada hacia los lados, mirada hacia atrás… y me abro hacia la cuneta y bajo a un ritmo más cómodo, a ir dejando que poco a poco me coja la liebre de 1h35′. Cosa que ocurre no mucho más allá, en torno al km 5. Es un grupo tirando a grande, con más de 40 corredores.

A todo esto, llevo un rato fijándome en un reciente conocido, el “oriental”, que va algo por delante, pero al que cada vez me voy acercando más. Otro con un mal día. Debería ir mucho más adelante.

Y a pesar de ir metido en el grupo, a un ritmo que supuestamente puedo ir sin problemas… la comodidad no me dura ni 1 km. ¿¿Pero esto que eeeeiiiiiiiieeeeesss?? Empiezo a pasar mucho calor. Gracias al niño Jesús que salí sin la térmica debajo. Llegamos al primer avituallamiento. Mi técnica cuando hace calor en éste tipo de carreras es:

  1. Trago
  2. Mojar cuello
  3. Mojar hombro derecho y hombro izquierdo (¿mojaría al diablillo y al angelito?)
  4. Mojar cuádriceps derecho e izquierdo
  5. Trago
  6. Trago
  7. Tirar la botella
  8. Al lío!

No vale otro orden. Éste es el único que funciona. Echo un vistazo al grupo. De los más de 30 que iban hace poco no quedamos ya más de 10. Anima. Yo iré mal, pero los demás, van por un estilo o peor. Mi grupo caza por fin al “oriental”, que poco a poco se va viniendo abajo. Es oriental porque es del oriente… de Asturias. No asiático por si alguien lo pensaba. No es otro que José Antonio (Suarías, pa que quede claro). Le animo a que se agarre a la cola del grupo conmigo, pero me comenta que va muy mal, y se queda atrás poco a poco.

17212144_987505378047033_4018531076163073706_o

Foto de MV Foto. Foto de principio de carrera… no encuentro intermedias!

Ya hace un rato que solo tengo en mente el km 9. El repechaco del km 9. Hay que llegar allí con la liebre como sea. Pero qué va. Llego al inicio ya con unos metros perdidos, metros que en la subida, por supuesto, se amplían. Es mi despedida definitiva de la liebre de 1h35′ en ésta carrera. Hay que joderse. El año pasado, terminando éste mismo repecho, recuerdo haberme quedado yo solo con la liebre, y esperando para no irme solo… y éste año… soy yo el que se queda atrás sin poder evitarlo. La vida es así… un día estás aquí, y al siguiente… sigues estando aquí, pero con otras condiciones.

Hasta mitad de carrera, en Vega de Sariego, sigo perdiendo tiempo… la virgen, qué tostao voy. En ésta zona me adelante quien será mi referencia de ahora en adelante, un chaval al que conozco de vista. Y además… oh, sorpresa!!! El oriental me vuelve a cazar. Me dice que tiene un gemelo tocado. Qué suerte, pienso yo. Yo no puedo escudarme en nada, simplemente la cosa hoy no va. Ni siquiera la uña del pie que anda tocada me está dando problemas. Es el momento de joderme, ¿¡a qué esperas!? Al menos tendría excusa…

Buenos, al menos sé que la segunda mitad de la carrera es algo menos dura. Y te vas cruzando con los que aún vienen, cosa que te distrae, sobre todo cuando ves a gente conocida. Intercambias ánimos y saludos y sigues adelante.

A todo esto, el oriental, tras ir juntos un ratín, con su ritmo aparentemente tranquilo, pero machacón, me deja atrás en el segundo repecho de la vuelta. Encima, de aquí en adelante, haré ya toda la carrera solo. En plan Robinson Crusoe. Vaya crisis. Como siga así me caza la liebre de 1h40′. Y a todo esto, mi referencia sigue ahí delante, a un par de conos de distancia. 50 metros? 70 metros? Yo qué sé. No soy capaz ni de calcular cuántas pesetas son un euro. Me concentro simplemente en que no se me vaya más lejos.

Y concentrarme en eso fue mi salvación. Km 13. Segundo avituallamiento. Mismo procedimiento que en el anterior y, además, me tomo un gel. Y sigo fijo en mi referencia. Se está resistiendo, ni le recorto nada ni se me escapa. Pero veo que la cosa empieza a funcionar. Sufro, pero avanzo, a un ritmo ya serio, y la prueba es que comienzo a adelantar a mucha gente. A todos menos a la jodida referencia, que sigue a la misma distancia. Estamos clavando los tiempos.

Kms 14, 15, 16, 17, 18… Voy a muerte. me da igual el calor, me da igual el terreno. Adelanto a bastante gente, incluido a todo el grupo que iba con la liebre de 1h35′. No está allí la liebre. Me dan igual toda esa gente. Todos me dan igual, excepto la maldita referencia, que sigue delante a 50 metros! Aaaaaaarrrggghhh!! No puede ser!!! Estoy clavando km, con estas cuestas, entre 4’10” y 4’15”, y no le recorto ni un miserable metro! Voy ciego y rabiao. Hace ya tiempo que el diablillo y el angelito están sentados en el mismo hombro, asustados, viendo el espectáculo, y viendo como casi echo espuma por la boca. En el avituallamiento, casi ni bebo. Me tiro la mayoría por la cabeza. Me lo como. Por mi madre que me lo como!! El objetivo único en mi vida desde éste momento es cogerle como sea, por lo civil o por lo criminal, así no pueda volver a caminar en una semana! Cuando vas con tanta fijación y con tanta determinación, nada ni nadie puede pararte.

Nada ni nadie salvo, por supuesto, tú mismo. Km casi 19. Pillo un repecho. El “último”. Tengo la referencia algo más cerca, así que subo éste repecho a morir. Lo doi todo. Llego arriba echando el hígado, pero lo tengo a tiro. Ya eres mío, muñeco. En la entrada a la Pola te destrozo. muaaaAAJAJAJAJAJA…

17097251_1248255338542844_5735469581205164659_o

Foto de Pedro Pablo Heres. Concentración para sobrevivir al verdadero último repecho

De repente, se me cae el mundo encima. Sorpreeesaaaa! La euforia y las ganas hacen que, aún conociendo perfectamente esa carretera, me haya equivocado. No era la última cuesta. Era la PEN-última. Y la comienzo totalmente roto, vacío. Tonto, tonto! Y la referencia se va, se va… se fue. Tanto pelear para esto. Pero bueno, esto es así. Aún saco ganas para posar para la foto de Pedro Heres… y entramos a la Pola.

17157683_1248255368542841_6340590438210528338_o

Foto de Pedro Pablo Heres. Humor a pesar de acabar de meter la pata hasta la oreja. Con dedicatoria incluida!

Viendo que ya no puedo cazarle me dejo llevar tranquilamente hasta meta sin forzar… ¿Seguro? Hagamos una prueba. Agus dice que a final de carrera ya no forzó, y el polígrafo (pum, pum…) dice que… (pum, pum… pum, pum…)… MIENTE COMO UN BELLACO!

Recupero aire como puedo en la zona de las piscinas, y en cuanto enfoco la bajada del auditorio… me lanzo en picao. En la subidina de la Pola adelanto a un chaval… curva, curva, y recta de meta, en bajada. Sonrío para las fotos, calculo la distancia para lanzar el sprint y… a volar! Adelanto a 4 por la derecha y sin intermitente, veo entrar a mi referencia, y a los pocos segundos entro yo exactamente en el puesto 100! Tardo un par de segundos en parar mi cronómetro. Marca 1h35’03”. Joder, ¿en serio, hombre? ¿No podría bajar de 1h35′, a modo de premio? Tuve que sudar sangre! Casi 3 minutos más que el año pasado, y sufriendo mucho más… madre mía.

17157601_987493004714937_8381234214821793176_o

Foto de MV Foto. Bajando a romper hacia meta!

Hablo con el oriental, que aún me sacó 1 minuto y medio (vaya crack), y que sí fue capaz de volver a coger a la liebre. Yo ni la ví…

Después poco más. Como siempre, buena organización post-carrera. Fresas, macedonia, chocolate, bizcochos… y una toalla en lugar de camiseta (buen detalle para los que ya tenemos unas 1.000 camisetas). Salgo rápido porque tengo a Javi esperando, que vino a verme a la meta… o que vino a ver el fútbol… o a comer… a lo que fuera, pero ahí estaba. Se agradece!

Luego nos fuimos a tomar algo mientras nos deleitábamos con el equipazo que tiene éste año el equipo de la orilla del Piles (poderosa delantera…). Y a comer! Pedimos fabada y… eh señora! Hay un jabalí en mi comida! Fabes con jabalí!!! Cuando acabamos la perola podía volver a usarse, sin falta de lavarla…

Fin de otro gran día. Contento porque conseguí reponerme al hecho de estar vencido, y a un sufrimiento que hacía tiempo que no sentía, un sufrimiento continuo, no intermitente, como pasa en las carreras de montaña.

Ahora ya, más tranquilo, sin nada hasta el 2 de abril (Storm Race Corvera), en la que será mi 9ª OCR. Así que hay tiempo para preparar la segunda parte del año, con la Ruta de los Marineros, Babia Sherpa Tour, La Batallona… como objetivos principales hasta julio. Además de, por supuesto, el reto del 23 de abril, reto en el que, si todo va bien, Álex Alonso me dejará a la altura del betún. El que no sepa de lo que hablo… de momento, se queda con la intriga!!!

16804945_10211472279943299_311492212_o

Álex, genio y figura!

Hablando de Álex… ese crack que en la 28 media maratón de Siero se metió más de 30 km… y al que, precisamente, conocí en ese mismo lugar en la 26 media maratón de Siero, hace 2 años. Así que, estamos de aniversario!!! Cómo alguien que de primeras ni te va ni te viene puede acabar convirtiéndose en imprescindible. Aunque una de sus aficiones sea reírse de mis desayunos los días de carrera, sé que el aprecio es mutuo. El 23 de abril conseguiremos una postal para el recuerdo, entrando juntos en meta!!!

Todos a entrenar!!!

Trail de Gijón – Agus

Gijón, Camping de Deva. Domingo 26 de febrero de 2017. 8:15 a.m. Ya recogí el dorsal el sábado, pero aún así, llego con antelación para no tener problemas para aparcar. Pero parece que hay aparcamiento de sobra para todos.

Acompaño a Luis, que ha llegado casi a la vez que yo, a por su dorsal, y allí me llevo una grata sorpresa. Además de bastantes caras conocidas, en el listado de inscritos veo a Marcos, mi compi en el maratón Montes Torozos, en Valladolid, sin el cuál ese día habría sido ya de un sufrimiento exagerado (y ya lo fue, sufrimos lo suyo…). Recuerdo de ese épico día, entrando en meta:

15068377_10157739141995494_2821125556071732473_o

Agonía en esa carrera… pero la llegada siempre es especial. La sonrisa sale sola, aunque no puedas ni andar.

Vemos a Sonia y a más gente de “Déjame tus piernas”. Una vez más haciendo una labor encomiable. Esperemos que consigan esa silla de ruedas adaptada a montaña que tanto ansían y que tanta felicidad le va a dar a esos chavales! Dejo éste enlace por si alguien puede votar para ésta iniciativa. 5 de marzo último día, por favor, un último empujón. Se puede conseguir mucho a cambio de nada!!!

Vamos a la salida, nos colocamos hacia delante y… salida!!! Adelantamos por la cuneta lo que se puede y comenzamos el primer repecho. Aquí ya localizo a Marcos, fácil de localizar, con su forma de correr inconfundible y siempre con gorra, como yo. Y hay que echar a caminar ya. Mierda! Ya me engañaron! Me dijeron que todo el recorrido era de correr, caminar prácticamente nada, y en el primer kilómetro ya empezamos. Después el camino se estrecha hasta que solo cabe una persona de cada vez. Eso y el barro hace que, otra vez, todos subamos andando. Al menos no es por el desnivel. Veo que tanto Luis como Marcos vienen pocos puestos por detrás. Todo bien.

Después de un buen tramo con bastante barro, ya empieza mi terreno. Caminos anchos para subir, no muy pendientes, sube, baja, sube, baja… voy muy cómodo. Miro atrás y ya no veo a Marcos ni a Luis, aunque no deben andar muy lejos fijo. Sobre todo Luis. Suele subir mejor que yo. Y aún queda mucha subida, me coge fijo, así que sigo adelante.

17121561_10211602988770938_1491992200_o

Zona del observatorio

Km 7,5. Salimos de un camino ancho y cómodo y nos topamos con un señor cuestón de cemento. Me gritan mi nombre, y me animan con ganas. No me suena la voz. Levanto la cabeza y veo a un chaval agachado al borde del camino haciendo fotos. Ni la más remota idea de quién es. Me grita un par de cosas más. Se agradece mucho el ánimo, pero se va uno incómodo. Te conocen perfectamente y a tí ni te suena. Cago en… qué rabia!!!

16991864_10212453110305260_3654760184744399066_o

Foto de Eduardo Rus Carretero. No te conocía macho…

En torno al km 11, en plena bajada hacia el segundo avituallamiento, un chaval de Esportate me adelante y me dice que hace ya como 4 km que adelantó a Luis. Parece ser que no está teniendo un buen día.

Termino la bajada a buen ritmo, aunque no a tope. y llego al avituallamiento, en el km 13,5 aprox. Como un par de nueces, medio plátano y bebo tranquilamente. La experiencia dice que no merece la pena beber casi atraganto y salir escopetao. Calma. Esto es largo, pero duro, como dice el gran Perico Delgado.

Salgo de allí y hay un laaaaaaaargo, pero duro, repecho. Me fío de Luis. Me había comentado que se podía subir trotando. Veo que todo el mundo sube andando… pero tengo fe ciega en el Capitán…

Tenía. Menuda rampa, larguísima! Yo creo que subieron corriendo los 4 ó 5 primeros. Bua! Me dice una voluntaria llegando arriba que vamos en cabeza. Si si. Será que vamos de cabeza más bien!

Paso por el punto intermedio de corte en 1h28′. No sabía si iba bien o mal, pero iba con muy buenas sensaciones.

Después, otra bajada rápida y vuelta a subir por última vez para al km casi 19, donde está el tercer y último avituallamiento, en lo más alto. Desde allí quedan solo en torno a 5 km de fuerte bajada hacia meta.

Toda esta subida la disfruté. Vi que me encontraba bien y fuí adelantando gente sin parar. Poco a poco, sin exhibiciones pero a buen ritmo. Como siempre, diesel. Se agradecieron los ánimos de un par de compatriotas de Lugones que andaban por allí. Y cuando intuyo que ya estamos llegando al avituallamiento saco el único gel que llevaba para irlo tomando… y lo vuelvo a guardar. Ante mí aparecen las famosas charqueras donde el año pasado hay fotos hasta de cocodrilos (ver perfil de Tote…). Paso la primera, vuelvo a sacar el gel… y lo vuelvo a guardar. Hay varios charcos. Paso lento rezando para que los playeros me sigan acompañando al salir de allí. Nada, sin problemas, aunque pasando con menos estilo que un chimpancé con katiuskas.

 

 

Por fin salgo de allí y veo que puedo tomar el gel. Lo saco, lo abro, lo pongo en la boca y veo que al fondo se ve un pasillo de gente. Bien, público!!! Y de repente… misma voz de antes!!! Agus!!! Que te veo!!! Arriba!!! Y yo, que le veo la cara perfectamente, vuelvo a pensar… pero quién coño es??? Es que ni idea! Me vuelve a sacar fotos, con el gel en la boca me hice toda la subida, para tirarlo en el avituallamiento.

16992003_10212457709060226_8805753522069516007_o

Foto de Eduardo Rus Carretero. Animaste a los corredores y a que toda la gente que había allí nos llevara en el aire para subir esa cuesta!

Y llegada al avituallamiento. Misma táctica. Beber para tragar el gel, medio platanín, un par de comentarios con los demás… y abajo! Me pongo a comandar todo el grupo, es una bajada buena para mí, fuerte… aunque demasiado técnica y con bastante barro. Y paso de liarla, así que nada. Calma! Bajamos por una bajada de Mountain Bike, con saltos muy guapos pa sacar fotos, y llegamos ya a zona de cemento y asfalto. Bajada muy pronunciada, donde suelo rendir bien, pero la puñetera uña ya me estaba avisando, así que bajo más o menos tranquilo para no forzarla. Suerte que me uní a otro chaval y nos hicimos los últimos km a buen ritmo pero hablando, haciéndolo más llevadero.

16903454_1094822667307427_6860332831117775781_o

Foto de Luis Ardura. Plácidamente hacia meta.

A falta de 2 curvas veo a mis padres y a Sonia a lo lejos. A mí Sonia (tengo que buscaros un apodo a las 2 para diferenciaros). Me presta. Aplauden y una vez más me ven llegar fino a meta, sin estar destrozao.

Encaro recta de meta y… otra más! 2h27’43”. Tiempazo que no me esperaba. Yendo fuerte, solo aflojando un pelín en las bajadas, y el cuerpo respondiendo bien, a la distancia y al terreno.

Como algo, me limpio los pies en unas mangueras que pusieron (por cierto, gente del personal del camping sacando nuestro barro a paladas de las alcantarillas… que gochos somos!)… y voy a esperar a Luis.

17141615_10211603259497706_2042417217_n

Es lo que tiene la fama… no te dejan intimidad para nada…

Veo que Marcos ya ha llegado y voy donde mis padres y Sonia. No estuve muy atento entre una cosa y otra y no sabía si había llegado Luis, aunque imaginaba que sí… y me dicen que no. Hostias! Pero si yo llegué hace los menos 15 minutos… reconozco que me pongo algo nervioso en ese momento. Por muy delante suya que llegue, no es lo normal. Él sube bien, yo no. Ya empieza la cabeza a dar vueltas… cago en… un día que decido tirar p’alante… a que justo hoy, pasó algo… Estoy allí un poco sin saber muy bien qué pensar… y aparece una camiseta amarilla a lo lejos… la madre que lo parió… ahí viene. Qué alivio, joder!!! Pasa por delante con una cara que yo, personalmente, solo me ví en Balmori el año pasao. Pasa meta y voy con él… se apoya en una valla, reventao totalmente… pero una vez más, en meta, con sus dos coj…! Al parecer, mal desde el principio, con el día totalmente cruzado… pero allí está. Qué tío! Una vez más demostrando que un Motopollo nunca está vencido!

Después de ducharnos (agua caliente!) aún estamos pendientes de Sonia, aunque la vemos llegar bien y sin ningún problema (y viendo sus fotos, seguramente haya sido la persona que más disfrutó de la carrera), y estamos esperando noticias de Diego Merín. No le vemos ni sabemos nada de él. Tenía miedo de no pasar el punto intermedio de corte a tiempo, y la verdad que a todos nos fastidiaría. Al poco Luis se entera de que sí pasó el corte, pero no le vimos en meta… y de repente… ahí está! Ya había entrado, ya andaba por allí tranquilamente, sobrándole más de media hora! Hablamos con él… sonriente, comentando que en una caída avanzó 15 metros, tan campante… muy grande!!!

Luego podium, sorteo… y listo. Hasta otra! Aunque el día dió para más. Comida allí mismo con mis padres y Sonia, muy buena además. Todo un descubrimiento el camping, sí señor!

RESUMEN: De las carreras de montaña que más me gustó. Muy buena para mí. Sin desniveles bestias. Correr y correr y bajadas más o menos cómodas. Ideal, y así me salió de bien. Y gracias a que fuí a la charla del día anterior, pude aprovechar un gran consejo. El chaval que la daba, el organizador, nos dijo que en dos puntos del recorrido levantáramos la cabeza. Que a veces se nos olvida. Y es verdad. Vas concentrado y no miras nada. Pero podía ver tooooooodo Gijón y mucho más en panorámico. Y aunque no soy muy de esas cosas, la verdad es que tenía razón. En los dos puntos me di cuenta y tenía razón, una gozada las vistas!

Y ya, hoy mismo, aunque no tenga nada que ver… hicimos aparición por Avilés para correr la carrera por la igualdad, carrera NO COMPETITIVA de menos de 4 km, en el que a los 2 primeros que llegaron a meta, hombre y mujer les dieron un obsequio (¿no competitiva entonces? ¿Perdón?). Un gran sorteo, cañina… y pa casa. Buena forma de pasar la mañana, sobre todo cuando llegas allí y te encuentras a grandes personas como Manu Sainz y Diego Merín.

17142528_10211603119014194_692960188_o17121651_10211603101813764_1772611273_o

Y ahora… pues a dormir, y mañana en pie, porque a las 10:30 hora local, llega la Media Maratón más guapa de todas las que corrí hasta ahora (Ribadeo anda ahí ahí en el ranking…). Pola de Siero-Sariego-Pola de Siero. Poca participación, pero muchas ganas. Aunque el objetivo de bajar de 1h30′ ya lo abandoné hace tiempo… veremos lo que se puede hacer. “Disfrufrir”… eso seguro!!!

PD: Eduardo Rus Carretero… mañana hacemos las presentaciones formales, que esto no me pasé más eh!!

Trail Cabeza L’Arcu – Agus

FRACASO ABSOLUTO de las previsiones meteorológicas. ÉXITO TOTAL de éste nuevo trail en el calendario. La lluvia y el frío que se esperaba se quedaron agazapados detrás de las montañas viendo cómo disfrutábamos de un día espectacular para correr.

Salgo de casa con tiempo (una vez de vez en cuando no está de más), así que puedo ir conduciendo con toda la calma del mundo. Cielo totalmente despejado. La mayoría de los coches que me encuentro tienen el mismo destino que yo: Caleao.

Llego allí con muy buena sensación. Por el tiempo. Porque estamos en el Parque Natural de Redes, otra vez. Por no llegar apurao. Por ir descansao… hoy los astros van en fila india, uno detrás de otro.

Voy al prao que nos dejan como aparcamiento. Gran detalle de algún vecino. Tengo ya ganas de salir del coche y darme una vuelta, y al entrar al prao… ZZRAAASSSSS!!! Golpe abajo. Me cago en mi vida! Al carajo las buenas sensaciones. Pur qué? Puuurrrr qué??? Se me arrima un chaval que pasaba por allí y me gira la cabeza poniendo mala cara como diciéndome: “Bravo chaval, muy bien; ya hiciste el día.”

Bueno na, ahora ya está. Aparco donde me indica muy atentamente un voluntario, y me tiro de cabeza a mirar el morro del coche. Bueno… pues… yo… no veo nada… NO VEO NADA!!! OUUUU YEAH!!! Parece que el sol calienta incluso un poco más!

Voy a recoger el dorsal. Llego casi sudando, menudo repecho… repecho que, precisamente, había que subir al final para entrar en meta… Encuentro por fin a Luis, y algunas caras conocidas. Muy buen ambiente, y muy buen montaje por parte de la organización. Hacemos las fotos de rigor y al poco estamos en la salida, esperando con las ganas de siempre.

16830752_1348058041904079_3089491874403617969_n

Antes de la salida. Actos habituales de hermanamiento con buena gente!

16649493_1348058005237416_5683526202830851930_n

El equipo, listo y preparado para hacerse notar

Nos avisan de que el tramo de bajada está muy peligroso y… a volar!!! Salimos con todo el tropel, y como suele pasar cuando dices eso de na, voy tranquilo, salgo controlando y ya voy viendo… lo que haces es lo contrario. Me tiro como un kamikaze por las calles de cemento de Caleao y entramos a las caminos embarrados en torno al puesto cuarenta y algo calculo. Poco después, cuando me doi cuenta de que estoy haciendo el animal y aflojo un poco, me atrapa Luis, pensando que si estoy chiflao. Pues bueno, sí, después de tanto tiempo sin correr por montaña necesitaba sentir ese picor en las piernas, aunque sabía que luego lo iba a pagar.

Y aquí, al poco de comenzar la carrera, ya tenemos que hacer mención a la misteriosa Señora Z (también le pega bien Señora F, de Faltosa). Esta mujer, que a la postre sería la ganadora de la carrera, es el no va más de deportividad. Que educación, qué saber estar, qué respeto a los demás… qué poca falta hace la gente así en éste mundillo.

Entramos en situación. Un camino estrecho, en el que solo cabe una persona. En bajada, en bajada rápida. Totalmente embarrado, se resbala. Entre árboles, con curvas pronunciadas. Cualquiera sabe que ahí no se puede parar, y que no tienes dónde meterte. Pero la Señora Z no parece entenderlo. Bajo yo delante. Luis justo detrás, y luego un grupo de gente. Y en ese grupo, la señora Z. Se empiezan a escuchar cosas del tipo paso, voy, paso, a verrr… No sé cómo, llega a ponerse justo detrás de Luis. Las peticiones de paso se empiezan a convertir en faltas de respeto. Protesta, rechista varias veces e incluso… le da a Luis en un pie con uno de sus bastones para pasar! Verídico eh. Me toca a mí con el bastón y se lo lanzo al río, pa que proteste por algo. Tropiezas por eso y te desgracias allí. Luis le espeta: si quiere ir más delante, haber salido antes. Con toda la razón del mundo. F-A-L-T-O-S-A. Todos estamos en carrera, tenemos el mismo derecho. Yo soy el primero que, cuando siento venir a alguien, me aparto dejándole el lado bueno, pero CUANDO NO SE PUEDE, NO SE PUEDE.

Y bueno, en una curva nos paramos y la dejamos pasar. Que corra. Se termina ese tramo y pasamos a caminos más anchos, de sube y baja. Volvemos a adelantar a la Señora Z, sin forzar de más. Tanta prisa como tenía.

16833060_10211511795091153_889284347_o

Aaaaaarriba el morro!

Aquí ya pago la salida tan eufórica que hice. Luis se me va, sin poderlo evitar, pero después de unos cuantos repechos veo que le tengo cerca y me cebo en cogerle. Cosa que no se debe hacer, peeeeeeero… somos así. Le atrapo justo donde hay un repecho gordo y donde nos sacan una buena foto.

16833445_10211511797131204_1519387688_o

Ahora parece que yo voy mejor. Empezamos a subir ya más continuo, tramos de trote y de caminar ya, con rampas ya de nivel. Tiro tiro tiro, con Luis cerca hasta que… se me acaba el gas y tengo que hacer una “paradinha”. Me pasa Luis, me pasan varios más, hasta la Señora Z, que ahora al menos no viene protestando. En los tramos donde hay que ir caminando es donde peor voy, se me escapa hasta el gato. No llevamos ni 6 km y parece que llevo 18. Me faltan muchos kilómetros por montaña. Y la mejor manera de ir cogiéndolos es empezar por hoy, ahora mismo, así que arriba! Empieza a aparecer algo de nieve a la vera del camino, y yo voy tostao… solución: nieve por el cuello y dentro de la gorra. Algo refresca.

Llegamos a la cima. Nieve! Por primera vez para mí, piso nieve en una carrera.

16900367_10211511796731194_1167434958_n

Llegada a la cima, totalmente disecao

Avituallamiento… y abajo!!! Mantuve a Luis cerca como pude, a la vista, y ahora llega mi parte buena, así que me lanzo a la bajada y poco después ya me uno a él. Un par de kilómetros de bajada más técnica y complicada, me dejo llevar y le saco un poco, pero más adelante, cuando veo que empieza a haber rocas más resbaladizas y que no viene muy lejos, aguanto hasta que llega. Siempre es mejor ir en compañía, por lo que pueda pasarle a cualquiera. Aunque la bajada no está mal. Nos dijeron que cuidado, que había mucho peligro, pero la verdad es que yo bajé por sitios mucho peores. Y de aquí hasta meta, juntos (Pili y Mili como él dice). Hacemos bastante rápido la segunda parte de la bajada, ya más fácil y rápida, cruzamos el río y hablando hablando llegamos nuevamente a Caleao.

16810704_10211511800331284_892568480_o

16880849_10211511798651242_720146158_o

El salmón y la trucha, dos buenos amigos (la trucha es el de detrás…)

Y listo. Entramos en el pueblo y hay que volver a subir hasta donde estaba la salida. Pero ya qué más da. Pueden poner una pared, que se salta. Cuesta de cemento, curva, cuesta de cemento, curva… la gente que ya termino la carrera ya está bajando y animándonos… y cuesta y curva y… meta!!! Puestos 62 y 63 de 240.

16838019_10211511796931199_1712228156_n

3 segundos de diferencia, como dicta la clasifiación…

Y hala!!! Otra a la saca, y a comer… pastelitos de chocolate, pastelitos tipo pantera rosa, gominolas, kikos, cacahuetes, fanta de naranja… vamos, lo ideal pa deportistas sanotes como nosotros. Esperamos a que llegue Sonia, sonriente como siempre, y nos vamos a cambiar de ropa para ver la entrega de premios y el sorteo de dorsales para el maratón Tierra del Agua, que seguramente se celebre en septiembre.

Aquí mencionar a José Dos Santos, que renqueante como anda nos saco 15 minutos a nosotros y consiguió ganar, por enésima vez, la clasificación en su categoría de edad. Bravo!!

Y mencionar también, como no, a mi admirada Señora Z. Sube al podio, ganadora de la categoría Senior… y ni siquiera felicita a la segunda y tercera clasificada. Otro aplauso para ella, por favor!!!

Y llega el sorteo. 5 dorsales para 5 afortunados/as. Sale 1… nada. Salen 2… nada. Salen 3… nada… Salen 4… nada… qué raro. Sale el quinto y último. Número 74. Yo tengo el 137… por qué poco!!! Pero Luis… tiene el 73!!! El 74 no está, y pa no sortear más, se escoge el número que va por debajo… jajajaja, de lleno!!! Nadie se lo merece más!! Ahora a entrenar como un búfalo.

Y se acaba la historia… o no… me meto en el coche, con el prao embarrao aparentemente seco. Marcha atrás. El coche agarra perfectamente. Primera y adelante. El coche no agarra ni lo más mínimo. Varios intentos, y nada. Y el coche de detrás, lo mismo. Cojonudo. Menos mal que el Capitán está atento. Llega Luis con su fuerza poderosa, y empujando el coche ÉL SOLO consigue ayudarme a sacarlo de allí. Poco más y lo quemo. Pero salió. Y por suerte las secuelas más graves son que ahora tengo barro hasta en el techo. Emoción hasta el final!

Y de tarde… a soltar patuques por Gijón con Sonia. Demasiada pateada para mi gusto, pero bien, para completar un gran día!!!

16649482_10158254258505494_1734609130036564395_n

Y por último, 2 comentarios del Maratón de Sevilla de éste domingo. El primero para dar la enhorabuena a Paula Berodia, esa gran atleta que a todo el mundo le cae bien, que ganó el maratón en categoría femenina con un tiempo que a mí me marea solo el pensarlo. Enhorabuena!!

Y el segundo para dar la enhorabuena a todos los que han participado, aunque no hayan logrado terminarlo. Que sé que hay que tenerlos en su sitio solo para ponerse en la salida. Y en especial la enhorabuena a Pedro, compañero del equipo asturiano Noteoxides (compañero, pero no le conozco personalmente) que tuvo que sudar sangre para cruzar la linea de meta. Adjunto enlace del twitter de Corriendovoy donde se puede ver el video. Entrando en el estadio de la Cartuja, a 200 metros de meta… ahí está el hombre, peleándose con sus isquiotibiales. Enhorabuena, sé que al final lo lograste!! Ya se levantó bastante debate sobre qué hacer y qué no hacer cuando a alguien le pasa algo así, así que no voy a comentar nada más. Alguien que entrena duro tanto tiempo para algo así se merece poder disfrutar de esos últimos metros de gloria, seguro que para la próxima lo logras.

Y esta semana estaré en Gijón, en una carrera que aún no he hecho y de la que todo el mundo habla maravillas. A las 9 arrancamos del camping de Deva y nos esperan 24 km de montaña no muy dura. Así qué… a por otra!!

AGUS – ORIENTASELLA

Crónica con algo de retraso, pero aquí está!

Domingo 12 de febrero. Arriondas. O Les Arriondes, como más os guste. El equipo al completo, formado por Álex, Moi, Tomás y yo mismo llega a la zona de la salida, por una vez con tiempo más que suficiente. Viniendo hay niebla, y esta es una carrera de orientación… la cosa promete, va a ser esto la de dios.

La historia era: salida a las 10:00. A las 13:00:59, como mucho, habría que estar en meta con el mayor número de balizas encontradas y de pruebas superadas. A partir de ahí, cada minuto de retraso supone puntos de penalización.

Cogemos dorsales, nos preparamos, tomamos algo, y al poco nos plantamos más de 350 participantes en la zona de salida. Con algo de frío, la verdad. Los “listillos” como yo, que vamos de pantalones cortos no estamos muy cómodos. Pero nos cae bien!

Nos dan las últimas indicaciones, nos dan una ficha por equipo para sellar en cada baliza que encontremos y nos dan un mapa por persona, al cuál vamos echando un ojo antes de empezar pensando en la estrategia: lanzarnos directamente al bosque o pasar primero por la zona urbana, más fácil, pero según nuestro pensamiento, con mucha más gente a la hora de fichar nuestra tarjeta, lo que nos haría perder tiempo.

16809834_10211472274783170_939592883_n

Mapa de la zona de bosque

Finalmente decidimos lanzarnos al bosque, dejando la zona urbana para última hora. Posiblemente haya sido ya nuestro primer error, ya antes de empezar.

Y a las 10:00 clavadas arrancamos! Se ve claramente como mucha gente piensa como nosotros, primero al bosque, pero otros muchos se quedan por la ciudad. En la primera baliza ya nos liamos, y luego nos metimos por unos caminos a la vera del río Sella, una zona muy lenta.

Cada vez vamos encontrando menos gente, y es que el terreno era muy amplio. Es de lo que más me gustó, la mayoría de las balizas no podías encontrarlos por las aglomeraciones de gente, como suele pasar.

16776161_10211472276863222_40453698_o

Tomás, Moi y yo, perfectamente ubicados…

Por cierto… ni una gota de niebla. Eso no fue problema, aunque ya hubiera sido el no va más.

No voy a detallarlo todo, fueron varias horas dando vueltas, discutiendo en los cruces, dando la vuelta, encontrando a veces el camino casi por casualidad… un par de veces dando vueltas como locos en el punto donde sabías que tenía que estar la baliza y no aparecía, otra vez que perdimos muchííííííísimo tiempo para llegar a la baliza número 73… bajando monte abajo por donde no se podía bajar, tardando una eternidad, para al final darnos cuenta de que por debajo el camino pasaba al lado… y luego claro, todo ese desnivel perdido, hubo que recuperarlo.

Y el amigo Moi ya desecho, con una rodilla tocada, que al final fue el héroe. Acabábamos de encontrar una baliza y ya dijimos: o volvemos ya, o no entramos en tiempo ni de coña. Y nos olvidamos de la zona urbana, porque ya es imposible. Por caminos parecía que se rodeaba mucho, así que… de frente. Literalmente. Monte arriba, saltando alambradas hasta llegar a una carretera que serpenteando llegaba a la meta. Mirando cada poco el reloj y pensando internamente, yo al menos: imposible. No llegamos ni en broma.

16776819_10211472278263257_1673087291_o

Hay tiempo para todo…

Cogemos las últimas 2 balizas sin apenas perder tiempo, pero viendo como Moi cada vez va más cojo, y no puede mantener un ritmo alto ni en llano, ni en bajada. Pero como somos unos paquetes en esto, y no sabemos calcular, según vamos yendo hacia meta vamos viendo que oye… que igual… se llega!! Recuerdo decir: quedan 7 minutos!!! Como diciendo, vamos hostia, que lo tenemos! Enfocamos la última bajada a meta, muy larga, aguantando por Moi, dándole agua, animándole, pero forzándole hasta más allá del límite y viendo como nos vamos a quedar fuera (bueno, a penalizar, simplemente) por unos miserables segundos. Quedaban 4 minutos y algo desde un sitio donde al poco de comenzar habíamos superado la prueba de Tiro de la Rana.

Cruzamos por encima de la autopista. Ya estamos en Arriondas. Nos adelanta gente, pero ya vemos el arco de meta. Queda minuto y poco. Cruzamos el parque delante de las piscinas por el medio del prao y pasamos el pequeño puente. Moi se nos queda atrás, pero ya estamos en recta de meta, con el arco a tiro.

Álex, Tomás y yo, miramos los relojes, y justo antes de entrar al pasillo que nos hace la gente, nos paramos a esperar a Moi. Por unos segundos… estábamos en tiempo!!! Entramos los 4 juntos, y entrego la tarjeta en meta exactamente a las 13:00:43 !!! Fuimos los últimos en llegar dentro de tiempo, sin penalizar.

Y bueno, para nada sirvió, la verdad. Penúltimos de 24 equipos entre los pros. Que ojo! Suena mal, pero entre los populares habríamos quedado quintos de muchos más equipos! Aquí la gente controla. Pero lo importante es que es otra buenísima experiencia, de las mejores carreras que hice hasta ahora, entretenida en todo momento, como si en vez de 3 hubieran sido 8 horas. Y yo al menos aprendí mucho. Que los caminos, aunque parezca que no, son más rápidos que cruzar montes de frente. Que era bueno saber leer un mapa, la verdad… aprenderé!!! Una gozada, siempre pensando qué hacer, por dónde… y viendo como un paisano deshecho se deja la piel, y la salud, por no abandonar al equipo. OLÉ TUS COJONES MOI!!!

Ya en meta, avituallamiento, ducha calentina (que últimamente escasean) y “minisespicha”, como rezaba en el reglamento… miniespicha compuesta por un platu fabes con su choricín y su morcilla (pudiendo repetir, por supuesto), y de postre arroz con leche. Nos quedamos a cuadros. Las madres de los chavalucos que se van de viaje de estudios con el dinero de las inscripciones se lo curraron de lujo.

16810059_10211472276663217_1872617955_o

No soy yo de esa gente que saca fotos a todo lo que come y las enseña a todo dios… así que se la saqué al comedor donde nos fuimos sentando a fartucanos. Aquí sí, entramos en podio, fuimos los segundos en llegar…

Y después, entrega de premios y sorteos… interminables sorteos, que se yo, igual 50 cosas: quesos, 3 pares de playeros, vales para negocios de la zona, cojines, mochilas … bua, la de dios… y todo por 10 €!!!

RESUMEN: Experiencia que recomiendo a cualquiera. Muy entretenido, muy barato y diferente a lo que la mayoría estamos acostumbrados a hacer. Aquí además de correr rápido, hay que pensar!!! Y a pesar de ser 3 horas, se hace cortísimo. Encantado de haber conocido esta disciplina, me apuntaré a más fijo!

Y ahora… el domingo al Trail Cabeza L’Arcu, con el Capitán, Luis Alberto. Al barro, nieve, lluvia o solazo, lo que salga, que comienza mi temporada de trail, y hay que estar preparao pa lo que venga. Al ataque!!!

 

Crónica Media Maratón Corazón de Asturias – Luis Alberto

Tuve que decidir si apretar o ir de suave, sobre todo por la falta de motivación provocada en gran parte por cierto babayu que mejor se hubiera quedado callado… pero esta carrera y sus organizadores no se merecen esa mala propaganda.

Fue una gran carrera, en su linea, sin fallos. Con un gran Capitán (mucho ánimo fiera!!!) a los mandos de su micro. Gran participación de todos, siempre somos los mismos, los más correnderos de Asturias.

Como siempre, poco calentamiento. Que si saludas, que si paras, que si una carrerina para hacer bulto…

16790504_10211450274393174_1123417930_n

Foto de Manu Sainz. El equipo listo para la acción

Comenzamos la espera en la linea de salida colocándonos con la liebre elegida. Gran actuación de las liebres por cierto, llevándonos a todos a nuestras marcas.

Los primeros kilómetros no sabes si vas bien o mal. La gente de las 7 millas te adelanta y crees que vas lento, y aceleras pero no eres capaz de seguir ese ritmo. Piensas que la cosa ya va mal, pero los tiempos hablan por sí mismos: los 5 primeros km en 21′, muy rápidos, pero a gusto, por delante de la liebre de 1h35′.

16779935_10211450275073191_1539594285_n

Seguimos bien, adelantando posiciones hasta el km 10, que paso en 44′. Me veía bien. Empieza la recta de meta de las 7 millas, y ya sabes que a partir de aquí son solo 10 km a meta. Comenzamos a clavar los tiempos, a 4’30” hasta el km 16. Ahí ya la falta de preparación de una media a ese ritmo empieza a pasar factura, pero aguantamos a 4’45” los 4 km siguientes, hasta el 20. Ahí el cuerpo ya dijo que no daba más y me dejó clavado, con un bajón que ni el agua ni las ganas de bajar de 1h35′ consiguieron ayudarme a superar.

16790739_10211450274953188_840548331_n

Me dejé llevar hasta el final, que era muy frío. No dejaba de pasarme gente. El último km me salió a 5’37”.

Y así acaba esta media, que siempre recordaremos como una media fría, sin mucha alma, ese polígono sin gente, sin ánimos, esa carretera trasera pegada a la autovía…

Pero eso sí, el pueblo se volcó al paso de los corredores y ayudó a guardar, así y todo, un buen recuerdo.

GRACIAS. Seguro que volveremos a coincidir.

Cronicón Doble: Media Maratón Relevos Luanco // Farinato Race Gijón!!

El fin de semana apuntaba bien… y ya comenzó bien.

Sábado por la mañana. A pesar de correr en Luanco por la tarde, no tengo ganas de quedarme en casa esperando a que pase el tiempo, así que caen casi 11 km tranquilinos con Álex, “El Niño con el Forito de Rayas”.

Me preparo, y como la carrera empieza a las 4, obviamente, y como es obligación, calculo mal el tiempo, como algo casi atragantao y me pongo en marcha. Conmigo va Sonia, mi fan número 1, la que aguanta todas las pijadas que se me van pasando por la cabeza, una tras otra, y que en esta ocasión no corre. Y también va Marta, mi fan número 2, pero en proceso de convertirse en breves fan número 1 no mío, si  no de Motopollos. Y si no tuviera esa p… lesión, seguramente que no iría solo a animar… ni siquiera iría a competir… iría a ganar!

Y llegamos a Luanco más tarde de lo que me gustaría, pero con tiempo de sobra. Me cuesta, pero localizo a los otros 3 miembros del MEJOR EQUIPO DEL MUNDO, porque es lo que son; nos preparamos todos y vamos rápidamente a la salida de una carrera memorable.

Memorable sobre todo porque es la primera vez que estos 4 Motopollos corren juntos (y hasta uniformaos, que eso si que es difícil de conseguir…). Tres Motopollos originales y Un Motopollo acoplao, mano a mano, a dejarse la piel una vez más, pero esta vez, no solo por el bien individual, si no por el bien del equipo. Y como somos así de listos… ninguno sabe ni cómo es el recorrido, y lo que es aún peor… no hay foto de antes de la carrera… (claro, como apenas había por allí fotógrafos y no teníamos más que 2 móviles a mano…)

El ambiente es bestial. Muchísima gente conocida hasta por mí, que no suelo tener muchos muchos conocidos… Tomás, Lucía, Laura, Paco, Adrián, Eli que, como siempre, no para, Manu, Javier, más gente de Correr Asturias sobre todo, Óscar, Moi, Karol, la otra Laura… y varios que se me estarán pasando, además del espectáculo de zumba, contribuyeron a que la cosa se animara desde nada más llegar.

Y… arranca la carrera!!! Nuestro primer relevista es Torres. Porque se le cruzó un gato nada más salir, si no se hubiera pegao a la rueda de los de Piloña y otro gallo cantaría… pero así es el deporte.

16463486_250228612084873_688018600579750382_o

Foto de Pedro Pablo Heres. Torres tirando del grupo con energía

Mientras Torres se deja la piel, yo voy al coche a por el GPS que se me había olvidado. Al volver lo veo, y le animo. No se le ve mal, aparentemente… pero solo me guiña un ojo, ni un gesto más… uuhhhhhhh, malo. Lleva el corazón en la boca. Entre todo el tropel de gente apenas le veo llegar y darle el chip a Tote, que arranca justo después. Cuando localizo a Torres me comenta que el recorrido se hace duro, que se va alto de revoluciones todo el tiempo, y que hay que regular sobre todo en la salida. Tengo que decir que viendo su tiempo, me sorprendió. Rindió algo por encima de la idea que yo tenía, así que todo empezaba más que bien.

Turno de Tote. La verdad que es al que menos vi en carrera, pero vamos, solo con ver la inmensa sudada con la que llegó a meta… es obvio que se dejó la vida. Tremendo, ante eso poco más hay que decir.

16179332_1926890017542383_4058959654073509282_o

Foto de Manu Sainz, que ya había terminado su participación y se pasó al otro lado del cristal. Tote terminando el tramo más feo de la carrera. Aguanta!!

Le veo llegar, eso si, y llega el turno del Capitán y Presidente. Luis a la carga, sale como un sputnik. Y yo, empiezo a trotar un poco, y a moverme a ver si el GPS pilla señal. Le costó al cabrón.

16300407_250240682083666_3275664376705773755_o

Foto de Pedro Pablo Heres. Luis corriendo como alma que lleva el diablo, mientras el de Piloña se equivoca de dirección…

Pero poco antes de que Luis llegue ya estoy en nuestro “cajón”, esperándole. Minutos que se hacen eternos, aunque como se vería luego, el tiempo de Luis era más que bueno.

16443985_10211329770260646_1814789830_o

Foto de Marta. Esperando a que llegara el “tren”.

Y el “tren” llegó. Llega a meta el Capitán, que nunca falla, y ya me enredo pa cogerle el chip. Manazas de dios! Lo pongo y salgo escopetao.

Y recordando las palabras de Torres (regula al principio…, en 2 curvas estás asfixiao…), agarro y salgo a un ritmo de 3’25” el km (…). 200 metros claro. Luego ya veo que a ver a dónde vas a ir así, animal. Torres me anima en la zona adoquinada, y finalmente me sale un km a 3’46”. Más que bueno. El segundo km, el que más repecho tiene, a 4’06”, y animao adelantando gente, entre ellos, Laura Osorio, que sufría de lo lindo, la probe chavala. En torno al km 2 ya están Sonia y Marta animándome. Entre el 3 y el 4 era el tramo más feo. Por el espigón, llano, y bajo el ritmo por debajo de 4’15”, pa guardar fuerza y porque lo estoy pagando. Me vuelvo a cruzar con Laura, que yo creo que ni me escuchó animarla ya… y entonces veo los fotógrafos en fila india. Pedro Heres, Tano, Manu… no me da tiempo a hacer el tonto pa todo ellos, pero creo que cumplí!!!

Paso por contrameta. Marta, luego Sonia, y luego los 3 compañeros animando como locos. Así, como no va uno a forzar?

16492268_10211329854182744_998011157_o

Foto de Sonia en esa zona. Y el chaval que me sufriría en el sprint.

Y entro en recta de meta, picando pa arriba bastante más de lo que parecía. Un chaval al que adelanté antes del km 2 (El de amarillo en las fotos) lleva desde entonces pegado a mí… y me quiere adelantar! Eso nunca!!! Tranquilidad, calculo la distancia y saco todos los caballos posibles a relucir. Y sobran. Y la gente grita como si el que llegara fuera Fermín Cacho en la final del 1.500 en los JJOO de Barcelona del 92. Hasta rujo cuando vuelvo a ver a mis 3 compañeros, no me cabía dentro la fuerza que quería ponerle a las piernas. Y entro en meta. Y si la meta llega a ser donde la iglesia, con la euforia que llevaba, hasta allí hubiera sprintado. Dios, que a gusto me quedé.

Y allí estábamos los 4. Con un tiempo final de 1h28’35”. Más que contentos. Tengo que defenderme. Que a pesar de lo que pueda parecer en las fotos estas, fuí todo lo rápido que pude. Perdí 5 o 6 segundos por tirarme en el suelo, pero nada más. Se puede hacer el tonto y entregarse a la vez, y eso es lo que hice!

16422416_1926936550871063_8840986786315451783_o

Foto de Manu Sainz. Un crack, junto a otro crack, y a la derecha otro crack… y yo pol medio.

Después llegó el fin de fiesta. Un par de cañas los 4, con Sonia, Marta y Javier. Nos reímos, comimos, bebimos y pasamos un rato de los que merece la pena vivir. Hablamos de carreras, lesiones, y otros temas varios que el que quiera conocer, que se apunte pa la próxima. Siempre estamos en jornada de puertas abiertas!!!

Luego pa casa… y vuelta a la calle. Cumpleaños de Erik. Cenita y fiesta. Menudo cumpleaños que se montó el chaval, sería por gente! Varios de los que al día siguiente volvíamos a correr por ahí andamos… si es que…

16425754_10158151272480494_458013846501517514_n

Y el domingo… Farinato Race! Como no podía ser de otra manera, me duermo “ligeramente” (más de una hora) y casi se la lío al resto del equipo. Pero nos dió tiempo igual… pffff. Llegamos a Gijón, aparcamos tras 2 días dando vueltas y a por los dorsales, donde nos juntamos los 7 miembros del equipo que “competimos” (Cristian, Moi, Álex, Pegui, Guzmán, Iván y yo) y el equipo de logística (Laura, Camy y Silvia). Nos falta Tuto que no puede ir… habrá otra oportunidad!!! Y me sorprende mucho ver a David por allí, bien está que la gente se anime, todo el mundo que va a estas cosas las disfruta!!!

img_0515

Foto de Camy. Empieza la fiesta!

Veo a Luis en la salida, aunque él sale en la siguiente tanda, 20 minutos después… cago en… pero bueno, si se pone en modo jabalí nos coge de sobra!

16265923_1326131357430081_772956074067858716_n

Luis sonriente y como siempre, listo para todo

Y arrancamos. Tapones al principio, como siempre (mal hecho por la organización), y bueno, para mi fue la Farinato más floja que corrí hasta ahora, con mucho rato sin nada, muy monótono, pero luego ya empezó la fiesta. Cómo puede uno reirse tanto con el simple hecho de subir unos troncos por una cuesta. Qué risa en esa prueba, vaya barrizal, eso si que estuvo bien!! Y luego Cristian y Pegui rodando con los pies atados, luego barro a retorcer y más barro y más barro hasta las rodillas… y de lo que puedo estar orgulloso es de que, por PRIMERA VEZ… pude subir la cuerda!!!! SÍÍÍÍÍUUUuuuu!!!!

img_0594

Ahí estamos! Gracias a Camy que pilló toda la secuencia!

Y luego poco más. Pruebas que no se pueden pasar por estar llenas de barro, algún obstáculo demasiado complejo para mí y el pastor eléctrico. EL PUTO PASTOR ELÉCTRICO. Y voy y lo paso, con un par, pero nunca más, eso no puede ser sano. Venga hombre, es de locos.

En el antepenúltimo obstáculo nos pilla Luis!!! Grande como siempre. Fuimos muy tranquilos, pero aún así, recuperar 20 minutos… tuvo que correr como él sabe para llegar allí.

Y ya queda solo cruzar la meta y felicitarse. Y lavarse cada uno como pueda porque cada vez lo montan peor. Pues no pagamos poco precisamente…

16388557_10211300812376717_550492527_o-1

A mitad de carrera

16491617_10211330048267596_1532511976_o

Entrada en meta, como locos!

16409398_10211300811496695_1347586642_o-1

Euforia y celebración (Me encanta la cara de Moi…)

Y fin del fin de semana. Completito. Y ahora qué? Pues el día 12 nos vamos al Orientasella, a probar algo diferente, y luego empieza para mí la temporada de trail. A entrenar y darse caña, que los objetivos deportivos se acercan!!! Los otros objetivos, los de pasarlo bien, como se puede ver, se cumplen cada fin de semana, estés o no en forma.

PD: Felicidades al que haya conseguido leerlo todo!!!

 

 

 

 

 

Torres-Media Maratón Relevos Luanco

Después de estar todo 2016 en el dique seco por lesión, hoy por fin vuelvo a sentir el peso de un dorsal en la camiseta de Motopollos.

Buena y entretenida carrera, que espero seguir disputando con los Motopollos en futuras ediciones. Carrera rápida y con el corazón a tope desde la primera curva. Por suerte fui todo el recorrido arropado por Javi y Manu, de Correr Asturias, que son unos cracks.

16443738_10211300810656674_668231733_o

Ya estoy con ganas de que llegue la siguiente carrera!!!

Luis- Crónica Media maratón Relevos de Luanco/Farinato Race Gijón!

Un gran fin de semana! Si el sábado fue increíble, el domingo no lo fue menos. Esa carrera de Luanco por relevos, con 3 verdaderos amigos dando la talla y dejando una buena marca dentro de nuestras posibilidades. Una actuación para hacernos un hueco en la élite! ¿Qué piensan que hemos venido de paso? ¡Hemos venido para quedarnos! Así es que hacemos amigos por donde quiera. Quien quiera ser nuestro amigo, será bienvenido!

La Media de Luanco, prácticamente 22′ cada uno de los relevistas, entre risas y siempre siempre SIEMPRE sin calentar. Tenemos un motor que se llama Agus, que correr que se las trae, y los demás vamos con él.

16402416_10211300811176687_768005508_n

Foto de Manu Sainz. En Luanco, llegando al km 4

Aunque lo mejor vino después de la carrera. Esas birras, esos bocadillos, esos pepinillos y esas risas. Aunque no lo creáis, alguno que se iba para casa, viendo nuestro ofrecimiento y viendo lo que podía pasar, se quedó a tomar una o dos.

En la carrera del domingo, en mi debut en una carrera de obstáculos, si no es porque Agus y sus colegas estaban, por delante, en la tanda anterior, seguro que me sale de otra manera, seguro que no me hubiera motivado para hacer los ejercicios como los hice. Solo 4 pruebas se resistieron, y finalmente les di caza. Haber entrado en meta con ellos fue lo mejor de la carrera, y lo peor, sin duda, el puto pastor eléctrico, su puta madre, eso es para locos! Prefiero subir al pico más algo, me cago en dios, que volver a pasar por el cable ese.

16388206_1326115224098361_5708144445016648977_n

Seguiremos dando guerra!!!

ESTRENAMOS BLOG!!!

Sean bienvenidos al blog de uno de los clubes más prestigiosos y exitosos de Asturias de los últimos años. En el pondremos crónicas de nuestras carreras, noticias interesantes del deporte en general, elaboraremos un completo calendario, fotos y demás cosas interesantes de éste mundillo que tanto nos gusta. Aún está todo pendiendo de 2 hilos, pero lo iremos completando los próximos días. Nuestra inexperiencia en blogs y demás en total!

12783765_470758216448194_1552456747685782115_o

Foto de Xixón Runners. El Presidente del club, gozando como un niño.

– ¿Club prestigioso y exitoso? ¿Qué dices hombre? ¡Si nunca habéis ganado nada!

Se equivoca, caballero. Le explicaré por qué. Nunca hemos terminado en primer lugar una carrera. Y, con toda seguridad, en efecto, nunca lo haremos. Y sin embargo, nunca un Motopollo se fue a casa sin sentirse ganador. ¡Jamás! Un Motopollo gana porque:

  • Consigue bajar su récord personal;
  • Y si no… porque ayudó a un compañero (o a un desconocido) a que él sí lo consiguiera;
  • Y si no… porque se pasó 2  horas hablando y disfrutando plácidamente del paisaje, de la compañía y del deporte;
  • Y si no… porque ayudó a alguien a terminar una distancia por primera vez;
  • Y si no… porque consiguió hacer algo que hace bien poco veía totalmente imposible;
  • Y si no… porque conoció a alguien que merece la pena (cuántas veces…)
  • Y si no… porque después de correr va a meterse un bocata de pollo de los de Torres, por lo que no le hará falta comer en un par de días;
  • Y si no… porque saldrá con toda su elegancia y su mejor pose en las fotos de Facebook, nunca con mala cara, ni medio bizco, ni pisando como una tortuga coja, ni mucho menos haciendo el tonto… qué va!
  • Y si no… simplemente por el mero hecho de no haberse pasado el fin de semana espanzurrao en el sofá haciendo el zángano.
10417615_10206501000221175_1874640148988945237_n

Torres y Luis, en la Ruta de la Reconquista 2015

Por eso, todo es ganancia. El que no lo vea así, o tiene la suerte de ser un fuera de serie, o que se dedique a otra cosa. Los BUENOS son el 10% que entrenan como mulas y que luchan por ganar cada carrera; los MEJORES somos el otro 90%, que entrenamos cuando podemos, si podemos; que metemos 40 carreras en un año sin pensar en que corriendo unas penalizas tu rendimiento en otras; y los que, por muy bien que se encuentren, jamás abandonan, como escuché una vez, el pelotón de los lentos.

Esa es nuestra filosofía, y por suerte, la de otros cientos o miles de corredores populares en Asturias. Camaradería, colegueo y diversión cada fin de semana.

13138999_515755001941543_8459366038014147720_n

Foto de Manu Sainz. Luis y Tote en la Ruta de la Reconquista 2014

Aquí se hace de todo. Carreras desde 1 km hasta maratón (de momento…), asfalto, trail, carreras de obstáculos, de orientación, duatlón, bici, km vertical, cross, escalada… y si hay que probar se prueba de todo. Estamos abiertos a quien quiera unírsenos para practicar cualquier disciplina, desde correr (running pa los finos) hasta gimnasia rítmica, pasando por esgrima o pelota vasca.

14566449_10207153399409234_4577998910649188651_o

Foto de Tano González García. Agus en Subida al Angliru 2016

-¿Y qué tengo que hacer para ser un Motopollo o Motopoll…o mujer como vosotros?

Pues gastar únicamente entre 15 y 20€ en comparar una camiseta y serigrafiarla con nuestro logotipo y tu nombre y/o/u apodo. Eso y pagar un par de cañas de vez en cuando.

-¿Cómo debe ser la camiseta?

De manga larga… o corta… o media; de tirantes, top, de un color, de 2 o de 18 (de 19 ya no); de felpa, de franela, técnica o como las de la carrera de Pryca de hace unos años; incluso una camisa de fuerza, o como si quieres serigrafiar una americana. O un maillot. O un kimono. O un tanga. O directamente, tatuate nuestro pollo en la espalda. Da lo mismo!

-¿Me vais a obligar a participar en alguna carrera/evento obligatoriamente?

A punta de pistola… cada uno hace lo que quiere, cuando quiere y como quiere o puede, Aunque siempre presta coincidir.

13724085_112257675881968_3738952734441292183_o

Foto de Pedro Pablo Heres. Luis y Agus en Trail Pastores de la Tercia (Bueres)

-¿Y no pago nada más?

No.

-¿Nada?

Nada.

-¿Nada de nada?

Que no joder, nada!

-¿Y las inscripciones a las carreras, las pagará el equipo no?

Por supuesto joer… y una limusina pa que el niño no coja frío al llegar a meta…

13122980_1799299946968058_5395764144028706851_o

Foto de Manu Sainz ( Tote y Agus en Trail Ruta de los Marineros 2016)

Así somos, así que, animaros!!! Queremos Motopollos y Motopoll…os mujer en Libertad, Igualdad y Fraternidad (Vive la France)!!!

ARRANCAMOS!!!